jueves, 9 de febrero de 2017

INFLACIÓN

1. nombre femenino

2. Del latín inflatio, el término inflación hace referencia a la acción y efecto de inflar.

3. Incremento excesivo de algo.

4. ECONOMÍA
Proceso económico provocado por el desequilibrio existente entre la producción y la demanda; causa una subida continuada de los precios de la mayor parte de los productos y servicios, y una pérdida del valor del dinero para poder adquirirlos o hacer uso de ellos.

EJEMPLO: "En el verano se endureció la política monetaria para frenar la imparable inflación de los meses anteriores, apoyar la devaluación de julio".

EJEMPLO: La elevación sostenida de los precios que tiene efectos negativos para la economía de un país.

EJEMPLO: Con la inflación, suben los precios de los bienes y servicios, lo que genera una caída del poder adquisitivo.

EJEMPLO:: un trabajador solía comprar 30 kilogramos de alimentos con su salario de 1.000 pesos. A los pocos meses, ante la inflación existente, ese mismo salario le permite comprar apenas 10 kilos de alimentos.

La inflación puede originarse por tres casos a continuación:

* la inflación de demanda se produce cuando aumenta la demanda general y el sector productivo no está en condiciones de adaptar su oferta, lo que provoca que los precios suban.

* la inflación de costos, por su parte, aparece cuando aumentan los costos de los productores (ya sea por mano de obra, materias primas o impuestos) y éstos, para mantener los beneficios, trasladan el aumento a los precios.

* la inflación auto construida, por último, tiene lugar cuando los productores prevén aumentos de precios en el futuro y deciden anticiparse con un ajuste en su conducta actual.




Tipos de inflación:

* inflación moderada: los precios suben de manera gradual.

* inflación galopante: los precios suben en tasa de dos o tres dígitos en un año.

* hiperinflación: la subida de los precios puede alcanzar el 1000% anual, lo que refleja una seria crisis económica que provoca que el dinero de un país pierda su valor.

ANTÓNIMOS: Deflación.

5. HISTORIA

. La teoría monetaria también está relacionada con otro elemento clave de la macroeconomía, la inflación. Durante varias décadas tras la II Guerra Mundial se aceptaban dos tipos de teorías de la inflación: de demanda y de costos. 

Esta última destaca como principal causa de la inflación el excesivo aumento de los salarios en relación con el incremento de la productividad, mientras que la primera teoría achaca la inflación al exceso de demanda en el mercado de bienes. 

Este exceso de demanda suele producirse por un crecimiento excesivo de la oferta monetaria.

 Un concepto esencial de la teoría de la inflación desde mediados de la década de 1950 es la denominada “curva de Phillips”, que relaciona el nivel de desempleo con la tasa de inflación. 

La curva sugiere que un menor desempleo presionará al alza los salarios, permaneciendo todo lo demás igual. Si se acepta que puede existir una relación estable entre empleo e inflación, la sociedad deberá elegir entre varias combinaciones de tasa de inflación y nivel de desempleo. 

Sin embargo, muchos economistas dudan de que exista esta posibilidad de intercambiar empleo por inflación y, afirman que, de ser posible, la curva de Phillips se desplazaría de tal forma que la mayor inflación no se vería acompañada por un menor desempleo y que, para poder disminuir la tasa de desempleo por debajo de la “tasa natural” habría que aceptar continuos aumentos de la inflación. 

Otros economistas dudan de que exista una relación estable entre nivel de desempleo y demandas de salarios reales y, por tanto, dudan que exista una “tasa natural de desempleo”. También hay muchos que defienden que esta tasa natural de paro existe, pero que varía con el tiempo.

El comportamiento de la economía estadounidense durante los años noventa puso en evidencia esta teoría.

 Su PIB creció constantemente a tasas muy altas, mientras el desempleo caía hasta niveles que en economía se consideran prácticamente cero, y la inflación permanecía bajo control. 

Esto se puede explicar debido al fuerte incremento de la productividad durante esos años. Las nuevas tecnologías permitieron a los trabajadores mejorar sustancialmente su rendimiento y también a las compañías gestionar mejor su negocio.

Consecuencias positivas de la inflación

La Inflación si bien este término suele evocar épocas de crisis económica y desesperación por parte de los ciudadanos ante el aumento aparentemente imparable de los precios, la inflación también acarrea una serie de fenómenos positivos.

Según el keynesianismo (una teoría económica), los salarios nominales tardan menos en incrementarse que en ajustarse hacia el descenso; cuando éstos son sobrevaluados, dicha particularidad puede llevar a un desequilibrio que dure mucho tiempo, lo cual resulta en un gran porcentaje de desempleo. 

Teniendo en cuenta que la inflación no superaría los salarios reales si los nominales no cambiaran, los keynesianos aseguran que, en cierta medida, la inflación puede ayudar a los mercados de trabajo a equilibrarse más velozmente.

Uno de los medios más comunes para controlar la oferta de dinero es la posibilidad de establecer una tasa fija de descuento, la que los bancos deben usar para solicitar un préstamo al banco central; por otro lado, también se pueden realizar operaciones de mercado abierto, o sea que el banco central intervenga en el mercado de bonos para impactar en las tasas de interés nominal. 

Cuando una economía está atravesando una crisis y ve una baja en su interés nominal, llega un punto en el cual el banco no puede reducir más las tasas, dado que se convertirían en números negativos, y este fenómeno se denomina trampa de liquidez. 

Nuevamente, un cierto grado de inflación suele asegurar que dichos valores no se acerquen al cero, ofreciendo a las entidades bancarias la posibilidad de reducirlos cuando así lo necesiten.

Como demuestra la historia de ciertos países, un alto grado de inflación puede desembocar en una veloz expansión económica. Una de las razones para esto es que las inversiones de tipo financiero ven su rendibilidad neta (que se obtiene restando al interés nominal la inflación) decrecer considerablemente, lo cual vuelve más tentadoras las inversiones no financieras. Más aún, es importante notar que las medidas de tipo anti inflacionista han demostrado en más de un caso afectar negativamente la economía, como se puede apreciar en el decaimiento que sufrió Brasil en el año 96 y Sudáfrica en el 94.

VER: Cómo curar la inflación | Milton Friedman

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TU COMENTARIO O SUGERENCIA NOS HARÁ CRECER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER
Productora de Eventos / Mánager de artistas